Blogia
El Furgonauta

VIDAS EN APNEA

VIDAS EN APNEA

 Oh, qué bien se ve la vida ajena desde la nuestra.

Vidas que aguantan la respiración bajo sus chaquetas

y arden en los pantalones y las faldas.

Vidas llevadas a cabo como aquel que  arrastra

mil años de culturas, mil de pulsiones heredadas

y diez siglos de ignorancia.

Vidas hechas de eslabones, de collares, de ruines bisuterías,

en donde cada cuenta es una píldora de hartazgo,

una pastilla amarga de resignación llevada a cuestas.

Vivires que se construyen encadenando pequeñas revanchas.

Ojos que miran mientras hablan

a cualquier lugar donde no se encuentren con otros ojos.

Vidas que andan mirándose los zapatos.

Vidas que continúan en la vida

larvando una epidemia de tristezas.

Vidas que siguen viviendo

debajo de sus chaquetas

porque no saben hacer otra cosa.

____________________________

____________________________

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Furgo -

Pues no, no pude leer tu comentario, y además como muchas veces escribo en directo, he perdido un par de textos. Pero bueno, no tenía casi nada, ya que hace cuatro días que he abierto este blog.

Me alegro pues de tu visita.
Un fraterno saludazo, Gea.

Gea -

Días atrás dejé un comentario a uno de tus escritos, pero se debió de volatilizar junto al servidor de Blogia.

Te decía que no era la primera vez que cruzaba letras contigo, aunque nunca lo había hecho con mi nick registrado.

Tu escrito de hoy es como un recorrido por las diferentes estampas que nos puede ofrecer la sociedad en que estamos inmersos.

Individuos que conviven con sus personales cadenas, sus asfixias o apneas... mezquindades, frustraciones, complejos y flaquezas.

Quizá es que no saben -o no sabemos- respirar el verdadero oxígeno que nos ofrece la vida.

Buena escritura, furgonauta.
Un saludo.
Gea.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sakkarah -

Tú, la alegría la irradias en todos tus escritos, Furgo. Eso lo sé desde que te conozco, y me alegra y encanta ver el buen humor que siempre tienes. Un beso.

Furgo -

Claro, Sak. Pero por eso apena al observador ver tantas vidas en sus alrededores que perviven sumidos en pequeñas mezquindades.
Oye, que, en confianza, yo vivo por lo general con una alegría impresionante.
(A lo mejor también ayuda que me libero de "impurezas" escribiendo cosas como las que cuelgo aquí. Buena terapia y bien de precio.)

A sus pieses, mileidi.

Sakkarah -

No sabemos hacer otra cosa que vivir, y vivir es duro; pero...es un regalo. La vida es pasión.

Un beso, furgo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres