Blogia
El Furgonauta

DESPOJO

DESPOJO

Me miró.

Una vez.

Sólo una.

Y nunca más. 

Y mi reflejo en sus ojos

fuera el alma arrebatada.

En un suspiro marchó,

en un golpe de pestaña,

sin darse siquiera cuenta

de que me la llevaba. 

Aún andará

la niña guapa

a saber dónde

con mi alma a cuestas

lejos de mí e ignorada,

tan muerta como yo,

seguramente,

que muerto voy

entre los muertos

entre los vivos

y entre la gente.

-------------------------

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Furgo -

Sí, Gea, son como flashes, como pequeñas improntas que se le grabaron a uno de crío.
Una niña que me dejó tonto perdido en párvulos, y ni se fijó en mí. Y eso que entonces yo era el más alto de la clase.
Ella no sospechaba cuando me despreció cruelmente, que un servidor iba a llegar nada menos que a gorbernar un banco.
(El de una carpintería, por supuesto, ja ja.)

Un beso, colega.

Gea -

jajaja, Furgo. Ahora mismo, al reparar en tu cenefa, veo en ella mil ojos observándome.

¿Cómo no ibas a recordar una mirada? Si estás hecho un "voyeur" (gráfico, ¡eh!).
Me voy antes de que me eches mal de ojo... jajaja.

Una sonrisa.
Gea.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Gea -

Eso es arrebato ocasional; esso es fidelidad a un instante, a un solo instante. Justo lo que puede durar una simple mirada, capaz de hacer prender el sentimiento más profundo... y duradero.

Me han gustado tus versos cortos y contundentes.
Eso sí, yo no te veo nada muerto sino muy vivito y coleando (sonrisa).
Recordar, aunque sólo sea la impresión de un instante, es sentirse vivo... y además estarlo.

Un abrazo.
Gea.

Furgo -

Pero se me la llevó la jodía niña.
Desde entonces técnicamente soy un desalmado.

Un besillo, socia.

Sakkarah -

Eso si que es un amor a primera vista...

Es bonito tener enamorada el alma.

Un beso, socio.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres